Compartelo con tus amigos!

Estoy seguro que hay ciertas situaciones y las circunstancias en su vida que le gustaría cambiar. A menudo, es completamente simple hacer cambios, pero dejamos a la pereza, la dilación o tememos estar de pie en nuestro camino.

Se podría sorprender oír que muchos de los cambios que le gustaría hacer son dentro de usted alcanzan, y a menudo, dentro de su alcance inmediato.

Por ejemplo, siempre se podría quejar que no tiene tiempo leer. ¿Si la lectura es tan importante para usted, qué es tan difícil de arreglar su día de modo que pueda encontrar el tiempo? Siempre puede despertar media hora antes por la mañana o dejar la media hora de ver la tele a favor de la lectura de un libro.

¿Quiere aprender un idioma extranjero, nadar dos veces a la semana o arreglar su guardarropa? Éstos son simples de llevar a cabo objetivos, pero siempre podría buscar excusas por qué no tiene el tiempo para ellos. Simplemente no les da ninguna prioridad y prefiere atenerse a su zona de comodidad.

A veces, podríamos encontrar situaciones y circunstancias que somos incapaces de cambiar. ¿Qué deberíamos tratar con tales situaciones?

Si no puede cambiar una situación, aceptarlo y aprender a vivir con ello. Seguramente esto requiere cierto nivel de autodisciplina y fuerza interior.

Se podría quejar, ofenderse por la situación y la gente implicada y estar descontento. Esto no ayudaría a cambiar la situación, y creará el sufrimiento y la infelicidad para usted.

No siempre puede cambiar una situación o circunstancias, pero puede cambiar su actitud hacia ella. El cambio de situaciones externas y circunstancias no siempre podría ser posible, pero el cambio de su actitud es posible.

Lea esta oración varias veces y trate de recordarlo. No siempre puede cambiar situaciones y circunstancias, pero puede aprender seguramente a cambiar su actitud. En vez de sentirse resentido, frustrado y descontento, puede aprender a ser tranquilo, aceptar la situación, y no luchar con ella. Puede tratar de mirar la situación desapasionadamente y tratar de averiguar lo que puede aprender de ella.

¿Hay allí la gente junto con la cual no se puede poner en el trabajo?

¿Tiene vecinos que no le gustan?

¿Es demasiado exigente su jefe?

¿Dejará su trabajo o irá vivo en otra parte debido a esto?

A menudo, aceptando la situación, dejará de molestarle, o una solución podría venir.

Varias situaciones y las circunstancias podrían ser lecciones que tiene que aprender, y después de aprender y reconocer las lecciones, las situaciones y las circunstancias comenzarán a cambiar.

Si acepta lo que no puede cambiar y aprende a vivir con ello, se parará para ser una cuestión y parada para molestarlo.

Cuando acepta lo que no puede cambiar, se salva mucha energía y tiempo y puede dedicar su tiempo a mejores cosas que el pensamiento sobre la situación que no puede cambiar.

Cuando acepta lo que no puede cambiar, a veces, hasta sin ningún esfuerzo de su parte, como si milagrosamente, las cosas comienzan a cambiar y mejorar.

Algunas personas podrían interpretar mal lo que dije y crea que la aceptación de situaciones significa rendirse. Los otros podrían considerar la aceptación como una excusa por la pereza y hacer nada. Esto es lejano de la verdad. La aceptación de situaciones que no puede cambiar es la sabiduría y no la pasividad, y no tiene nada con rendirse y no debería ser una excusa por la pasividad.

No puede cambiar el pasado, y la lamentación y sintiéndose mal sobre ello no va a cambiarlo. Sin embargo, puede aprender a dejar de hablar extensamente del pasado y circular.

Si no le gusta uno de sus colegas en el trabajo y no se pone junto con él, la cólera y el resentimiento no ayudarían. Sin embargo, puede tratar de ser simpático y dejar de ser resentido.

Suponga que llueve fuera, pero tiene que ir al trabajo, vaya la tienda de comestibles o encuentre a amigos. No puede parar el tren y no puede luchar contra la lluvia. ¿Se rendiría y se quedaría en casa, o llevaría un impermeable e iría fuera a pesar de la lluvia?

¿Si muy hace calor fuera y tiene que ir en algún sitio, enfadará e infelicidad cambian el tiempo? Puede dejar a pensamientos sobre el tiempo para causarle sufrimiento e infelicidad, y lo puede aceptar y vivir con ello.

Cuando cambia su actitud hacia la gente, situaciones o circunstancias dejan de molestarle y dejan de causarle sufrimiento.

Cuando cambia su actitud, comienza a sentirse mejor, se hace más feliz, reconoce oportunidades de hacer cambios, y en muchas ocasiones, las situaciones o circunstancias que no podía cambiar, comenzar a cambiar. Cambiando su actitud, las situaciones y las circunstancias comenzarían a cambiar, como por arte de magia.

Compartelo con tus amigos!

Dejar un comentario