Compartelo con tus amigos!

Una mentalidad productiva es la que hace el mejor uso de sus recursos,  su tiempo, su energía y sus esfuerzos. No es tratando de hacer todo y ser todo, o incluso hacerlo en la forma más rápida posible. Se está haciendo más y mejor de lo que tienes mientras disfruta el proceso. Con el fin de sacar el máximo provecho de lo que somos y lo que tenemos, hay ciertas cualidades o características que nos ayudan en el cumplimiento de ese fin.

Éstos son algunos de los elementos de una mentalidad productiva:

LA CURIOSIDAD. La voluntad de buscar, cuestionar y explorar nuevas ideas y conceptos. Es la voluntad y el deseo de conocer y aprender cosas nuevas.

DESEO O MOTIVACIÓN. Cultivar el deseo. Sin el deseo o la motivación no hay nada que nos lleve a avanzar y mejorar. La inercia es lo contrario del deseo y un destructor del progreso.

VISIÓN. Ser capaz de visualizar lo que quiere ayuda a centrarse en él y le da una idea de lo que el resultado se vería así. Sin esa imagen en su mente, sería más difícil de luchar por un objetivo. Todos hemos leído cómo los hombres de “gran visión” han sido capaces de lograr lo que parece imposible.

PENSAMIENTO CRÍTICO. Adquirir la capacidad de evaluar una situación de una manera objetiva o verla como realmente es. Mira las ventajas y desventajas y estar dispuestos a hacer los ajustes apropiados.

CONFIANZA EN SÍ MISMO. La fe y la creencia de que está totalmente capaz y puede hacer lo que se propuso. Sin confianza en sí mismo y la fe no puede alcanzar su pleno potencial.

PERSISTENCIA. La mayoría de las cosas no vienen fácilmente. Se debe estar dispuesto a superar los obstáculos y las adversidades. Ponte a prueba y persiste con el fin de alcanzar sus objetivos. No dejar que las circunstancias, las opiniones de los demás, o contratiempos, frustrar su determinación para tener éxito.

ACTITUD POSITIVA. Su actitud, ya sea positiva o negativa, puede hacer o romper, poseer una actitud positiva permite cualquier posibilidad, mientras que uno negativo vence antes de que pueda comenzar.

APERTURA DE MENTE. No hay nada como una mente abierta para la generación de ideas nuevas e innovadoras. Usted se convierte en pionera receptivo a las experiencias cuando está flexible y de mente abierta.

EQUILIBRIO. En última instancia, para funcionar bien y disfrutar al máximo de la vida, hay que mantener el equilibrio. Trabajar por objetivos es importante, pero también hay que tener tiempo para rejuvenecer y recargar. Hacer demasiado, o empujar demasiado duro en una sola cosa, puede conducir al desgaste y frustración.

Mediante la integración de los elementos anteriores en nuestra  vida a través de procesos, no solo vamos a cultivar una mentalidad productiva, también nos preparamos para alcanzar nuestros objetivos de manera más eficaz, desarrollar hábitos positivos y aguzamos nuestra mente para funcionar a niveles altos.

Compartelo con tus amigos!

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here