Compartelo con tus amigos!

Allí son diferentes los elementos que tiene que haber dejado claro en cuanto a la ley de atracción, de modo que este camino pudiera hacer el uso consciente de ella en beneficio de todos sus deseos. Tres componentes: querer, Permitir y estar agradecido

Querer: Esto es el más simple de los elementos. Somos personas expertas quien desea, sin embargo, debemos aprender a desear con nuestros cuatro aspectos vibratorios (pensamiento, imaginación, palabra y emoción). En otras palabras, decido lo que deseo y permanezco un tiempo pensando en ello (varios días), entonces comienzo a imaginarlo o visualizar, recuerda que lo hará como si se había realizado ya y en la primera persona. Cuando ya comience a sentirlo como una realidad usará su palabra para expresarlo a la cantidad más grande de personas posibles y así sentir una emoción de la cual pronto pertenecerá a usted.

Permitir: es una pregunta de ser posible la mayor parte del tiempo, en una emoción que está en la línea roja de su escalera emocional. Cuando éstos en la línea roja, permite. Esto se consigue tomando la conciencia de la cual aunque las circunstancias externas le pueden enviar abajo, tiene que salir de este estado cuanto antes y para ello tiene las estrategias. También permitir implica que la esperanza confió ese su deseo debería comenzar a forjarse y ser atento a cuando una puerta se abre para entrar. El permiso no es comenzar puertas iniciales como el loco que mira «ya que» debe esperar que se debiera abrir adaptado al acto. Mirar «ya que» debe resistir.

Estar agradecido: Tan pronto como el deseo se consiguió, debe haber una sensación de gratitud, a la vida, al Universo, a Dios, a usted, o a cualquiera otro, quizás un colaborador. Lo que realmente importa, es la sensación de gratitud. Esto endurece su deseo.

Compartelo con tus amigos!

Dejar un comentario