Compartelo con tus amigos!

La inteligencia emocional es el subconjunto de factores sociales que implica la capacidad de controlar emociones y sentimientos propios y la de los demás, de discriminar entre ellos y utilizar esta información para guiar nuestro pensamiento y acciones. Hoy en día, la Inteligencia Emocional se considera que es aún más importante que el coeficiente intelectual. Esto es cierto sobre todo porque las personas con alta inteligencia emocional se relacionan mejor con los demás, son más accesibles, tienden a tener la mente abierta y por lo tanto son más fáciles de trabajar tanto en entornos de equipo o de manera individual.

Varios estudios también han demostrado que las personas con altas puntuaciones de ecualización son más seguros de sí mismos, de confianza y simpáticos que aquellos con puntuaciones bajas. También son mejores líderes y en general un mejor desempeño en el lugar de trabajo.  Una alta inteligencia emocional contribuye en general a un aumento de la productividad y éxito. De hecho, muchas empresas dan a los solicitantes de trabajo pruebas de ecualización antes de contratar, mientras que otros han instituido programas de formación de ecualización.

Es beneficioso el aumento de inteligencia emocional, aquí algunos tips:

TOMAR CONCIENCIA Y SINTONIZAR SUS PROPIAS EMOCIONES. Uno de los primeros, y tal vez los pasos más importantes, es llegar a ser más consciente de sí mismo, o para desarrollar la capacidad de sintonizar sus propias emociones. ¿Por qué? Con el fin de controlar sus emociones en primer lugar debe ser consciente de ellos. Algunos consejos para convertirse en conscientes de sí mismos incluyen: el control de sus emociones mediante el reconocimiento de ellos, examinándolos, y luego evaluar los factores desencadenantes y los puntos de activación. (Conocerse a sí mismo es una habilidad vital y esencial). La práctica de la atención plena es también una excelente manera de ser más consciente de sí mismo y controlar sus emociones. Al ser conscientes de sus propias emociones, que son más capaces de entender y tomar conciencia de las emociones de los demás.

TRATAR DE ENTENDER LOS PUNTOS DE VISTA DE LOS DEMÁS. Una vez que tenga una buena valoración de sus propias emociones, debemos tratar de comprender y empatizar con los demás. Esto es particularmente importante en el lugar de trabajo, en los comités, o en un grupo donde las ideas fluyen y se intercambian. Para ello, escuchar con atención, ponerse en el lugar del otro y tratar de imaginar lo que están pensando y sintiendo y cómo pueden haber llegado a sus conclusiones. Usted no sólo tendrá un punto de vista más amplio a sí mismo, sino que su propio punto de vista aumentara.

COMUNICARSE DE MANERA EFECTIVA. La comunicación eficaz requiere tanto de habilidades verbales y no verbales. La clave del éxito,  es la comunicación,  más que información que simplemente se está intercambiando. La comunicación efectiva es la comprensión de las emociones, así como las intenciones detrás de la información intercambiada. Es una vuelta mutua y hacia atrás que incluye transmitir un mensaje en la forma en que se destina y, a su vez, asegurándose de que se reciba según lo previsto.

ESTABLECER RELACIONES CON LA GENTE. No importa qué tan tímido o introvertido sea, se debe  aprender a desarrollar conexiones con los demás, es un gran componente de la inteligencia emocional. De hecho, incluso si usted es tímido, puede empezar primero por la escucha, mostrando interés y hacer que los demás se sientan cómodos. Si lo hace, a veces es más fácil para las personas tímidas, introvertidas que para gregarios, extrovertidos que tienden a disfrutar de hablar primero. Para ambos tipos, lo que demuestra que le importa y está interesado en los demás va mucho en la construcción de conexiones valiosas.

PRÁCTICA DE GESTIÓN EMOCIONAL. Una vez que son conscientes tanto de sus propias emociones y las de los demás, es importante entender cómo mantenerlos equilibrados y bajo control. Algunas formas de practicar la gestión emocional incluyen:

Detenerse a tomar tiempo para procesar y entender lo que está ocurriendo.

Desviar su atención hasta que esté más tranquilo, como salir a caminar, hacer ejercicio, jugar con una mascota, la respiración profunda.

Formulación de la experiencia, es decir, la exploración de una nueva, de manera más amplia de mirar la cuestión.

Mirar el cuadro grande y la determinación de la importancia de la emoción / reacción inmediata es la cuestión general.

Como se puede ver, hay varias maneras de empezar a aumentar o mejorar, el ecualizador. Si lo hace, no sólo mejorará sus oportunidades para el éxito en el lugar de trabajo, que le beneficiará en sus relaciones personales y profesionales.

En última instancia, la inteligencia emocional implica la comprensión de sí mismo y otros, interactuar eficazmente con los demás, y luego usar esas habilidades para fortalecer sus relaciones personales y profesionales.

Compartelo con tus amigos!

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here