No es muy común ver a una persona alagando siempre a su jefe, por el contrario todos alguna vez nos hemos visto en situaciones algo incomodas con nuestros jefes, pero ¿es posible ser amigo de tu jefe? Aquí veremos si de verdad es conveniente desarrollar una amistad con quien ejerce como tu jefe.

En la vida como seres humanos tenemos diferentes preocupaciones, entre las cuales nunca faltan el trabajo y la amistad, pero ¿es posible combinar estas?, todos hemos tenido un jefe alguna vez y sabemos que esto supone una relación donde debes tener un superior, todo depende la personalidad pero llevarnos bien con una persona que debe supervisar     nuestro trabajo no es imposible y mucho menos una mala decisión.

Es importante tener en cuenta que el desarrollar lazos afectivos con nuestro jefe en ocasiones puede generar problemas, bien sea por excesos de confianza, o pérdida de respeto; por eso es importante recordar siempre que los mantiene unidos, un lazo laboral , no desviarnos nos dará el enfoque necesario para sacar provecho de una buena relación con tu jefe en pro de lograr mayor efectividad en el trabajo, si nos sentimos bien en nuestro ambiente laboral será mucho más fácil trabajar, e incluso el trabajo puede resultar menos pesado.

Mantener una amistad con tu empleador puede ser un beneficio pero debes tener en cuenta que cuando tu jefe se relaciona más allá de un nivel profesional puede tener cierta tendencia a perder objetividad, o bien desarrollar cierta parcialidad, lo que puede generar una mala dirección por este motivo siempre es bueno mantener las líneas de respeto necesarias con nuestro jefe, quien por más cordial que se porte mientras estemos en horario laboral es nuestro jefe por lo que debemos tener una actitud acorde a esto.

Recuerda que cuando te conviertes en amigo de alguien conoces sus actitudes, diferencias de mejor manera sus virtudes de sus debilidades, utiliza esto a tu favor, si lo conoces disminuye las actitudes que sabes puedan desencadenar problemas e incrementa las actitudes que pueden ser beneficiosas, busca realizar actividades que sean de su agrado y representen un avanece a nivel laboral, así mismo utiliza estas herramientas como aliadas para decir si algo no te agrada o no te parece, todo esto siempre reconociendo las jerarquías y bajo las líneas del respeto, si sabes hacerlo será una formula directa al éxito profesional o bien un gran ventaja del trabajo en equipo.

Si le caes mal a tu jefe y los conflictos son muy usuales estas frente a un grave problema con consecuencias no solo económicas si no también sociales,  emocionales y hasta físicas, por lo cual siempre será la mejor opción saberte relacionar con tu jefe, en conclusión crear lazos afectivos o amistades con nuestro jefe no siempre es muy recomendable y aún más si sueles caer en excesos de confianza , siempre es necesario que este tipo de relación se mantengan los niveles jerárquicos bien definidos pero esto no quiere decir que debas llevarte mal con tu jefe, el hecho de conocerlo y reconocer sus intereses y actitudes puede ser de gran valor para ti como empleado ya que podrás mediante estos aspectos controlar tus actitudes de tal forma que estas sean las correctas y así contribuir a un ambiente de trabajo optimo, factor importante en el desenvolvimiento de las actividades inherentes al trabajo si recordamos que con un buen clima laboral podemos generar excelentes resultados a nivel productivo.

 

Compartir
Artículo anteriorArte Culinario
Artículo siguienteBENEFICIOS DEL TE VERDE

Dejar respuesta