Desde pequeños nuestros padres nos enseñan que está bien y que está mal y como debemos comportarnos cuando formamos parte de un grupo de personas, no pongas los codos en la mesa, no hables cuando masticas, no interrumpas a otro cuando esté hablando son expresiones que seguro se nos hacen muy familiares, pero ¿conoces de donde nacen estas creencias?, desde tiempos remotos el ser humano ha buscado encajar en sociedad, es por eso que aquí te contamos el verdadero origen de las buenas costumbres.

Todo tiene un origen, nace, deriva o proviene de alguna situación o necesidad, es por eso que esas costumbres sociales que nos han venido inculcando generación tras generación tienen un porque así como un punto estratégico en la historia que marca su nacimiento. Desde tiempos remotos el ser humano ha buscado encajar en la sociedad, esto entendible si reconocemos la naturaleza social del ser humano, es asi como las buenas costumbres no están lejos de esta concepción, ya que surgen no más que de la necesidad de las personas de encajar dentro de la realeza durante la época de la edad media.

Así que los modales y buenas costumbres son normas sociales que se han venido desarrollando desde hace centenares de años, y en la actualidad siguen siendo de suma importancia dentro de la cultura y la educación de todos los seres humanos. En aquella época no existían habitaciones diferenciadas, como en la actualidad decimos voy un rato al estudio o espérame en el comedor, o bien deje las llaves en el recibidor, en la época medieval solo existían grandes salones destinados a diferentes usos, por ejemplo no existían las mesas,  se montaba una tabla sobre caballetes y luego se tendían largos y blancos manteles sobre los cuales dispondrían los banquetes,  de allí surge la expresión “ poner la mesa” , esos enormes manteles tenían una finalidad, estos era utilizados por los comensales para limpiar su dedos al comer. Como esta existen muchas más costumbres de las cuales derivaron las normas de protocolo que utilizamos actualmente para ser bien vistos en sociedad.

Para las personas de esta época era de suma importancia ser bien visto ante los demás, recordemos que la nobleza  siempre se ha visto como un punto de referencia para la sociedad, no solo regían las normativas de los pueblos sino que también eran figuras que debían tener un correcto proceder ya que estaban siempre en el ojo público como patrones a seguir debido a la importancia que estos tenían a nivel político no podían evadir su gran influencia en la sociedad , motivo por el cual si eras invitado a uno de estos grandes banquetes las personas buscaban generar el mayor grado de empatía con los nobles ,incluso para lograr emparentar las familia para así pulir las descendencias.

Entre las buenas costumbres particulares de la edad media tenemos muchos derivados del  protocolo actual, por ejemplo para aquella época no existían platos individuales, los vasos, cuchillos y cucharas eran comunes es decir utilizados para dos o más personas,  los trozos de comida se cortaban, se tomaban con el cuchillo y  se colocaban sobre una tabla de madera o un trozo de pan que generalmente era compartido entre dos personas, de allí la derivación de la palabra compañero, comparten el mismo pan. ¿Interesante no? .De igual manera si una persona escupía o se sonaba la nariz  no debía limpiar sus dedos en el mantel, si la persona iba a escupir debía hacerlo hacia atrás de su propia silla jamás por encima de algo  o alguien, estas actitudes no eran bien vistas en la mesa.

Como todo dentro de la naturaleza humana va evolucionando y posterior a la edad media durante la época del renacimiento comienza a surgir el individualismo, surgen las servilletas que debían colocarse sobre el hombro al momento de comer y aparecen los vasos, cucharas, cuchillos y platos individuales. Un dato bastante curioso era que el tenedor era rechazado por el vaticano debido a  su forma ya que asociaba a un instrumento del demonio, ahora este se comienza a utilizar en Francia por Enrique III pero como este rey era considerado amanerado el uso del tenedor fue durante un tiempo considerado un signo de homosexualidad por no tocar la carne con los dedos si no estirar el cuello y llevar el tenedor a la boca, fue motivo de infinidad de burlas absurdas que con el pasar del tiempo fueron desapareciendo.

Como vez saber comportarte no es cuestión de modernismo , ha sido  una actividad que ha calado en los años, y en las diferentes épocas de la historia, siendo de suma importancia en la sociedad, ha definido y caracterizado a las personas y se continua desarrollando en la actualidad, por lo que debemos tratar de ser personas educadas siempre y de cumplir con estas normas de convencionalismo social que aparte de aportarnos elegancia y cultura nos hacen quedar bien en cualquier momento, recuerda que las buenas costumbres son un pasaporte para ser respetado y bien recibido en cualquier ámbito en el que te desempeñes.

 

Dejar respuesta